About

Events

Travel with SF Spanish

Possibly March 2022

Our immersion program to Argentina for all levels.
Find out more!

Review Us!

Badge

Loading…

La historia está llena de cuentos de ciudades magníficas que desaparecieron como resultado de una guerra. Tal fue el destino de Medina Azahara, una ciudad cuyas ruinas confirman que tuvo una existencia más allá de los mitos y de la imaginación de la cultura popular.  Construida como un lujoso monumento a la dignidad y al egoísmo del califa, la ciudad se erigió como un símbolo del poder de la dinastía omeya, así como para mostrar la superioridad del califa sobre sus grandes enemigos, tanto políticos como religiosos. La ruina de la urbe fue casi tan rápida como su construcción, y con el saqueo de ella por los bereberes en el año 1010 se puso fin al califato. Sic transit gloria mundi.

Nueve siglos más tarde, una guerra de una escala mucho mayor asoló ciudades que habían permanecido durante siglos como monumentos al genio humano, así como a la locura de los gobernantes. La destrucción de las ciudades de Alemania en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial fue extensa y catastrófica, pero fue especialmente notoria la devastación del centro barroco de Dresde, una ciudad de grandes logros y monumentos culturales. En una noche de febrero de 1945, más de 1.200 bombarderos pesados británicos y estadounidenses lanzaron sobre Dresde casi 4.000 toneladas de incendiarios y explosivos, y se estima que 25.000 personas murieron por los bombardeos y por la tormenta de fuego que ardió después. Unos nueve meses después en Núremberg se inició el primer juicio por crímenes de lesa humanidad, incluso los ataques generalizados y sistemáticos dirigidos contra una población civil.  Sólo uno de los beligerantes fue procesado. A parafrasear a Churchill, la historia es amable con aquel que la escribe.

Views: 5

Comment

You need to be a member of SF Spanish to add comments!

Join SF Spanish

© 2021   Created by Romina Mancilla.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service