About

Events

Travel with SF Spanish

March 2019

Our immersion program to Argentina for all levels.
Find out more!

Review Us!

Badge

Loading…

No obstanto yo trabajo para una empresa que consituye una gran parte del problema, estoy de acuerdo con el autor. Pienso que es muy importante poder estar "presente" con otros, y es una habilidad que vamos perdiendo. El artícuo habla de estar "solos juntos," y pienso que es una manera perfecta de describir el problema. No sabemos como estar con otros..

Diría que este do no saber cómo mantener una conversación es hipérbole, pero pienso que mi hermana es así. Tiene dieciseis años (como el chico en el artículo que decía que no le gustaría aprender cómo mantener una conversación), y bueno, ella puede hablar sobre sus intereses, pero no son amplias y ella casi no puede estar sin un celular a mano. Pienso que los chicos siempre han deseado no tener que hablar mucho con su familia, porque qué chico de dieciseis años no preferirá hablar con sus amigos? Y pienso que eso es el problema. No es que haya habido un cambio fundamental con los chicos y sus deseos, sino que hubo un cambio en su habilidad de lograr un deseo antes imposible. Y de hecho, según el artículo, parece un deseo muy popular: el deseo de tener el máximo control sobre las cosas que leés, que ves, y la gente con quien hablás. Es decir que antés, uno tenía que apreciar la compañia del ser enfrente a él…pero ahora, si uno se aburre ni un poquito, puede entrar al mundo celular para seguir con máximo entrenamiento.

Y es en eso que pienso que el artículo olvida algo importante: si la gente no sabe cómo estar con otros, tampoco sabe cómo estar sola, lo cual yo digo es casi tan importante. La habilidad de poder aburrirse (y no querer morirse), de apreciar una conversación con un desconocido. PIenso que los dos temas surgen de la misma cosa: la tecnología nos "protege" de la dificultad de conocer gente nueva, de estar aburridos, ahora sí, de no tener control sobre cada cosa en nuestras vidas. Pero el problema es que las cosas más importantes son aleatorias. Nuestros mejores amigos, nuestros amores más profundos, no los habríamos conocido si hubieramos estado leyendo Twitter o Facebook en nuestras casas, sana y segura. Y en esto, pienso que los adultos tienen más culpa que los chicos. O sea, un chico de dieciseis años quizá no sepa cómo mantener una conversación, pero tiene que conocer gente nueva y va a tener que vivir experiencias novedosas en sus estudios, y durante el comienzo de su carrera. Pero un adulto que ya tiene una familia, una carrera, una casa… puede encerrarse en su celular, y nada en nuestro mundo moderno va a exigir que salga de su caja tecnológica.

Views: 38

Comment

You need to be a member of SF Spanish to add comments!

Join SF Spanish

© 2019   Created by Romina Mancilla.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service