About

Travel with SF Spanish

March 2021

Our immersion program to Argentina for all levels.
Find out more!

Review Us!

Badge

Loading…

Sobre la pista de las palmeras en Argentina

A mi esposo le encantan las plantas tropicales y sobre todo las palmeras.  Siempre quiere verlas en su hábitat nativo.  Por eso, decidimos viajar en Argentina donde están unas especies que mi esposo todavía no ha visto.  Puse un mensaje en el foro español de las palmeras y muy pronto estaba en contacto con un tipo que vivía en la ciudad de Resistencia y que se volvía loco por las palmeras tanto como mi esposo. Conoció todas las palmeras en Argentina y donde crecieron.  Me dio un mapa en lo que ubicó exactamente las plantas que queríamos ver y también otras que pensó que deberíamos ver.  Dibujó en el mapa una ruta para que pudiéramos manejar el coche alquilado en una manera lo más eficiente posible.

Empezamos el viaje en Buenos Aires en Marzo de 2012 en pleno verano, es decir cuando hacía muchísimo calor.  Hubo una tempestad muy grande que nunca hemos visto ahí en San Francisco.  Estuvimos en Buenos Aires 5 días hicimos las cosas turísticas – un tour del Teatro Colón, La Casa Rosada y el centro, el Cementerio Recoleta, los restaurantes, bares, y parillas.

Salimos de Buenos Aires por coche con las cataratas Iguazú como destino.  La primera parada fue el pueblo de Colón y el  Parque Nacional El Palmar, donde estaba el grupo más grande de las Américas de una especie de palmera.  Muy impresionante. Había un río en el parque que me parecía muy exótico porque las orillas tenían espesas plantas de tipos que nunca he visto.  Durante los próximos 3 días, manejamos el coche por las carreteras pequeñas y miramos a las palmeras en la naturaleza salvaje que había sido ubicado por nuestro experto Argentino. Pasamos por los pueblos Federal, Mercedes, y Carlos Pellegrini.  El campo era seco, caloroso, y el sol brillaba.  Vimos poca gente y muchas palmeras.  El cuarto día llegamos a Reserva Esteros del Iberá, una reserva bastante recién establecida por el gobierno.  Nos quedamos en una posada al lado de una laguna bonita, tranquilo y llena de animales.  Un chico-guía nos llevó en una lancha para ver los parejos, los caimán, los carpinchos de lo que había muchos, muy lindos.  Aunque hacía mucho calor, la naturaleza era muy interesante y nos divertimos mucho en ese lugar. 

Después continuamos hasta Iguazú.  El viaje en esta parte era un poco duro.  Había palmeras para ver, pero no había ni pueblos ni hoteles.  Una noche tuvimos que alquilar una habitación sin baño, fea y sucia, en un edificio en lo que se quedaron los trabajadores del campo.  Pero así es un viaje, y sobrevivimos.

Iguazú era una maravilla.  Por supuesto, las cataratas eran impresionantes, hermosas, y llena de la fuerza de la naturaleza.  De verdad un milagro de  Dios o de cualquier otra cosa depende en tus creencias. Lo que era más sorprendente era la limpieza y organización del parque.  Había mucha gente allí pero todo anduvo bien.  Los empleados eran amables.  Las colas para comprar boletos no eran tan largas.  Superaron mis expectativas.

El siguiente paso fue volver a Buenos Aires y coger un avión hasta la ciudad de Salta.  Como tuvimos poco tiempo, necesitamos manejar casi todo el día.  La única parada fue las ruinas jesuitas de San Ignacio en la provincia Misiones.  Era un lugar histórico y tranquilo. 

Después de visitar Salta y los alrededores, nos quedamos en una estancia llamada El Bordo de las Lanzas por 3 días.  Era una finca con una casa de 400 años.  La familia que ahora es dueña de la propiedad, ya la tenía por 200 años. Su mayor fuente de plata era crecer caña de azúcar. Supongo que intentaban atraer turistas aunque mi esposo y yo era los únicos visitantes.   Tenían caballos de paso, un tipo de caballo que monté también en Perú, y podíamos montarlos cuando querríamos.  La casa era casi como un museo con cosas históricas de la familia.  A mí, me encantan estos tipos de casas que son antiguas pero distinguidas con algo de luja también aunque no son tan cómodas como un hotel nuevo.  En Sur América, hay muchas de esas casas y los precios son posibles para la gente como yo.

Views: 22

Comment

You need to be a member of SF Spanish to add comments!

Join SF Spanish

© 2020   Created by Romina Mancilla.   Powered by

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service